Recordad que es posible el aplazamiento del ingreso del pago de todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, siempre que:

1.- Las solicitudes presentadas hasta esa fecha sean de cuantía inferior a 30.000 euros. (TOTAL de la deuda, es decir, la que había, más la que estamos pidiendo)

2.- Las solicitudes sean presentadas por persona física o entidad con volumen de operaciones no superior a 6.010.121,04 euros en 2020.

El aplazamiento es aplicable a las deudas tributarias estatales incluidas las siguientes:

  • Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar el ingreso a cuenta. (modelos 115, 111, 123, etc)
  • Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos. (modelo 303)
  • Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del impuesto sobre sociedades. (modelo 202)

Las condiciones del aplazamiento son:

  • Plazo único del aplazamiento: 6 meses.
  • No devengo de intereses de demora durante los 4 primeros meses del aplazamiento.